Reconocer la Psiquiatría Infanto-juvenil en España y darle calidad


“Psiquiatría Infantil dejará de hacer encaje de bolillos para dar calidad asistencial”
La Asociación Española de Psiquiatría del Niño y el Adolescente (Aepnya) lleva más de treinta años desgañitándose para que España deje de ser el único país de la Unión Europea (UE) que no tiene reconocida Psiquiatría Infanto-juvenil como una especialidad médica.

“La red asistencial no está desarrollada. Lo poco que hay se ha ido creando sobre la marcha, de forma aleatoria y sin atender a una distribución racional. Al no estar reglada la especialidad, son muchos los enfermos a los que ni siquiera se les llega a diagnosticar. Una vez reconocida, dejaremos de hacer encaje de bolillos para proporcionar la mejor atención a nuestros pacientes”, explica Mª Dolores Domínguez, presidenta de Aepnya, una sociedad científica que nació en 1952 y que en la actualidad está integrada por 360 miembros que trabajan en la red de recursos asistenciales de las comunidades autónomas.

Escasa formación
Los expertos calculan que entre el 10 y el 20 por ciento de los niños y jóvenes padecen algún trastorno psiquiátrico. “Aun así, los que nos hemos formado en este campo lo hemos hecho por iniciativa propia y con nuestros recursos. En el grado, como mucho, tenemos una rotación obligatoria que puede ir de 3 a 6 meses en este área de la Psiquiatría. Con la creación de la especialidad tendremos una formación troncal de un par de años y luego otros dos años en Psiquiatría Infantil, pero sigue sin ser suficiente. En la mayoría de los países de la UE son tres años…”, dice.

Lo cierto es que el anuncio de la tramitación de un decreto que permitiría, junto a Enfermedades Infecciosas, Genética y Urgencias y Emergencias, el reconocimiento de la especialidad antes de que finalice el año (ver DM del 14-IV-2011) ha pillado por sorpresa a muchos psiquiatras dedicados a la salud mental de los niños y jóvenes. “Su reconocimiento llevará asociados la regulación, el control y el perfeccionamiento de la formación de los profesionales y, muy posiblemente, un incremento de los recursos asistenciales para la adecuada atención en salud mental de niños y adolescentes”.

Han tenido que pasar tres décadas para que se escuchen las plegarias de los profesionales dedicados a este campo de la Medicina. “Hace dos años, con Bernat Soria a la cabeza de Sanidad, se creó una Comisión Promotora de la especialidad formada por sociedades científicas, el Ministerio de Sanidad y el Ministerio de Educación para empezar a esbozar la nueva especialidad. Es cierto que no ha ido a la velocidad deseada, pero nunca es tarde…”, dice Mª Dolores Domínguez.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s